Cómo limpiar bien la boca

Hacerse dueño de una rutina de higiene personal a nivel bucal siempre será importante, sobre todo si se toma en cuenta, el valor estético-social que tiene el tener una sonrisa espléndida y sobre todo sana.

Cómo limpiar bien la boca

Sin embargo, será en todo caso menester entender que la higiene bucal, para que sea correcta y efectiva, no solo deberá enfocarse en la limpieza diaria y asertiva de todas y cada una de las piezas dentales.

Sino que también se  deberá prestar suma atención y cuidado a esas zonas que se suelen ignorar durante el cepillado, en las cuales suele haber más sucio y residuos.  

Aspectos a tomar en cuenta para lograr una buena higiene bucal.

Mantener la higiene bucal no siempre resulta un objetivo de fácil cumplimiento, debido pues, a la constante exposición de la que es protagonista la boca; la misma es parte importante del proceso digestivo, pues a través del gusto disfrutamos de los alimentos.

Es parte del proceso de comunicación, mediante el habla, y hasta es partícipe del amor, pues con la misma se besa  ¿A qué no habías considerado lo importante que suele ser la boca en la vida diaria?

Ahora que lo sabes, entenderás lo coyuntural que resulta mantenerla limpia, libre de bacterias que en todo caso pudieran representar un peligro para la salud al no ser eliminadas correctamente de la cavidad bucal, y asimismo libre del mal aliento.

Por ello saber cómo limpiar bien la cavidad bucal no solo será necesario si se quiere un sonrisa brillante, también si se desea siempre hablar con seguridad y hasta besar con pasión, sin que ocurran imprevistos desagradables.

Lo primero por hacer será encontrar el cepillo correcto, el cual deberá brindar una limpieza asertiva (cerdas resistentes pero sueves) y flexibilidad en cuanto al manejo, pues el mismo deberá permitir llegar a esas zonas de no tan fácil acceso, que son las favoritas de las bacterias, hongos y residuos.

Asimismo será necesario tener a la mano productos diseñados especialmente para la correcta limpieza bucal, procurando siempre cambiar el cepillo oportunamente cada tres meses, y adquirir enjuagues bucales no irritantes y acordes a las necesidades que tengamos.

De igual manera la visita al odontólogo siempre será paso clave a la hora de tener y mantener una optima salud bucal.

¿Cómo limpiar bien la boca?

Limpiar asertivamente la boca será posible en la medida en la que se tenga en cuenta técnicas y productos que se amolden a las necesidades de cada quien, y que logren hacer de la higiene bucal el momento perfecto para cuidar de nosotros mismos y de la salud en general.

Para lograr un limpieza a fondo, se deberá tener en consideración:

  • El cepillado.  Durante el cepillado se deberá colocar el cepillo en un ángulo de 45 grados, pues de dicha manera se podrá tener acceso a esas zonas, que muchas veces son donde se acumulan más bacterias y residuos alimenticios.

Con movimientos circulares, y dedicando un tiempo acorde a cada parte de la cavidad dental (superior, inferior, posterior y frontal) se podrá lograr una higiene dental optima.

Prestando suma atención a las zonas interdentales, donde en muchas oportunidades  se forma el sarro, al no ser limpiadas correctamente.

Cepillar con cuidado el revestimiento de las mejillas y la lengua, será un paso que no se deberá obviar, pues no limpiar dichas bien zonas  podría causar que el cepillado dental no cumpla con su objetivo principal, que es mantener la cavidad bucal en general limpia y libre de afecciones.

La elección del dentífrico a utilizar, será determinante, por lo que se deberá tener en consideración aquellos productos que más beneficios aporten.

Por lo que siempre será idóneo contar con asesoría odontológica en relación a dicho aspecto, pues cada conjunto dental posee características diferentes, razón por la cual se deberá elegir el dentífrico adecuado en cada caso.

Para evitar las caries y el mal aliento, será necesario cepillarse al menos dos veces al día, tomando en cuenta todos y cada uno de los aspectos antes citados, solo de dicho modo podrá lograrse un cepillado asertivo e ideal.

  • Enjuague bucal.  El uso del enjuague bucal resulta necesario en toda regla, si se desea lograr una limpieza profunda de la boca.

 El mal aliento suele ser una de las afecciones bucales mas comunes, debido pues a que no se hace uso constante del enjuague adecuado, obviando la importancia del mismo al querer tener un aliento fresco y agradable.

  • Lengua. Existen enjuagues, ya sean caseros o calificados, especiales para conseguir desinfectar la lengua de manera correcta.

Tal es el caso del enjuague que puede hacerse con bicarbonato de sodio o utilizando agua oxigenada, pues dicha zona suele albergar agentes bacterianos a razón de su uso constante, por lo que prestar atención a la misma y también a la mucosa malar será determinante.

  • Hilo dental.  En las zonas interdentales suelen quedar residuos de los alimentos consumidos, residuos que no siempre logran desaparecer con el cepillado, por lo que el uso de hilo dental después de cada cepillado es un paso clave a la hora de lograr la higiene total de la cavidad bucal.

Deberá optarse por hilos dentales que no maltraten las encías como tal, ya que en todo caso seria contraproducente.

  • Evitar  el consumo excesivo de alimentos carbonatados o azúcares.  Adoptar nuevos y mejores hábitos alimenticios será de gran ayuda al querer mantener la higiene de la boca.

El consumo excesivo de alimentos azucarados, con alto nivel de colorantes o con consisturas duras, bien podrían representar un gran peligro para la salud bucal, incluso cuando se hace uso correcto del cepillado.

Por lo que aprender a cuidar de la alimentación no solo ayudará a que el cuerpo en general se encuentre en buen estado físico, sino que la boca no esté tan expuesta a diversos daños potenciales, como el sarro, las caries, el mal aliento, desgaste del esmalte dental, entre otros.

Cuidar correctamente de cada una de las partes del cuerpo hará posible vivir una vida más plena y saludable, llena de tranquilidad y equilibrio, el habituarse a limpiar la boca en su totalidad cada dos veces al día, ayudará a disminuir los riegos de enfermedades y problemas en la boca, que bien podrían ser un verdadero dolor de cabeza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies